¡¡Uf!! ¿Qué le regalo?

Dicen que, al hacer un regalo, lo que cuenta es la intención. Pero, ¿quiere decir esto que puedes comprar lo que quieras y regalar lo que quieras porque la intención es lo que vale? ¿No será que la intención y el tipo de regalo son complementarios?

¿Crees que a tu esposa le hará feliz abrir el regalo y encontrar un delantal el día de San Valentín? o ¿Qué a tu esposo le hace ilusión otra corbata, si la anterior jamás la usó?

Con toda seguridad, estas situaciones generan de nuevo decepciones para los obsequiados… y para los obsequiadores, por supuesto, o ¿es que no se te queda mal cuerpo cuando ves la decepción encubierta bajo el “¡oh, gracias, que bonito!”?

Hacer regalos es algo más que la intención o “el detalle”. Un regalo implica muchas cosas, es no pensar en uno mismo, también cuenta el propósito de dar satisfacción. Cuando de verdad piensas en el destinatario y en cómo se sentirán al recibir el regalo, es cuando surge la verdadera intención

No querrás comprarle un disco de vinilo a tu novia a la que no le interesa en absoluto la música o una novela a tu novio que no lee desde que terminó el bachillerato. El regalo siempre se debe complementar con el interés del destinatario o de lo contrario no será un fracaso.

Cuando le estás regalando a alguien a quien quieres no debes hacerlo por la  obligación, porque es tu novio o novia, si regalas hazlo de corazón.

Para encontrar el regalo perfecto, tenemos que saber lo que a la otra  persona realmente le gusta. Piensa en lo que él quería comprar hace mucho tiempo pero no pudo o en lo que ella desea tener ¿ropa nueva o perfume? Ante la duda, por lo menos, se original.

Si no tienes idea de sus gustos y te está quedando sin tiempo para averiguarlo, puedes no te decidas por “regalos seguros”. Flores, cestas de regalo y vinos, son solo algunos de los que llamamos regalos seguros. Los obsequios seguros normalmente se les hacen a personas que no conocemos muy bien.

Por lo tanto, en tus próximas ocasiones para regalar, presta atención a las personas a las que vas a obsequiar. La única forma de complacerles con tu regalo es darles exactamente lo que quieren y lo que anhelan o algo que realmente les sorprendan.

Nosotros estamos aquí para echarte una mano, date una vuelta por estas páginas, te ayudaran a encontrar el regalo ideal, o el más original, eso no lo sé, pero con seguridad que encontrarás el que te hará quedar muy, muy bien.